Los cursos online y sus problemas legales

Como reclamar cursos online
[Total:0    Promedio:0/5]

No entraba en mis planes hablar sobre cómo reclamar cursos online hoy. Pero es que desde que empezó el año recibo todas las semanas varios mail sobre ello. Y es normal. Cada vez son más los cursos online que aparecen en el mercado. Y cada vez sois más los que apostáis por formaros desde casa. ¿Pero qué ocurre cuando un curso online no cumple nuestras expectativas? Vamos con el primer asalto

Los problemas legales de los cursos online

Os animo a que me escribáis mails. No seais tímidos, de verdad. Ya os digo que procuro responderos a todos en menos de 12 horas. Y es que los abogados somos humanistas y necesitamos de las personas para ser los mejores. Y la información que aportáis en un mail es muy valiosa para nosotros. Porque seremos más sabios. Y más sociales. Para ser en definitiva más humanos.

¿Y por qué a Miguel se le ha ido la olla? No se me ha ido. Es que empecé a comprender los problemas de los cursos online a raíz de varias consultas. Las deficientes formas de contratación, las incompletas Condiciones Generales, métodos de pago absurdos, etc. Y eso era un problema generalizado. Los consumidores de cursos online desconocéis vuestros derechos y los vendedores desconocéis vuestras obligaciones. Y luego se lía…

cursos online fraudulentos

Fuente: Pixabay | Licencia CC0 Creative Commons

Sin ir más lejos. Publiqué en Instagram (@miguel_ries) una Storie sobre un artículo de periódico que hablaba sobre los nuevos gurús de los cursos online y el dropshipping. Y muchos os cabreásteis al leerlo como es obvio. Porque resumen a la perfección los dos problemas de los cursos online:

  • La falta de confianza online que supone contratar con alguien a quien no ves la cara.
  • Inexistencia de transparencia en la información comercial y en la contratación.

¿Por qué son ilegales la mayoría de los eCursos

La respuesta es sencilla. Si un alumno no tiene un abogado detrás, no vayas a creerte que una empresa de formación lo tiene. Ellos normalmente recurren a uno para constituir la Sociedad –si es que la constituyen- y para solucionar parches. Pero no supervisan legalmente su temario ni su contratación. Y ello es fuente de muchos problemas: infracciones de copyright, condiciones abusivas, devolución de productos, etc.

He revisado las Condiciones Generales de la Contratación de 3 grandes empresas de formación online. Teniendo en cuenta que los alumnos sois consumidores de venta a distancia, se presentan las siguientes irregularidades en casi todos.

Desistimiento de 14 días desde la contratación

He empezado por el más común de todos. Normalmente esta cláusula –suele estar por el final- es copiada y pegada de otras Condiciones Generales de la Contratación como por ejemplo, de Amazon. Te dicen en el momento de contratar que tienes 14 días desde que firmáis para renunciar al producto. Eso sería correcto, si contratáis un servicio.

plazo desistimiento en curso online

Fuente: Unsplash | Licencia Unsplash | Autor: Campaign Creator

Pero, ¿realmente estáis contratando un servicio? ERROR 404. La inmensa mayoría de cursos online no son exclusivamente un servicio. Los jueces los comprenden en su mayoría como contratos mixtos: parte servicios, parte entrega de bienes. Hay servicio de tutorias y chats para resolver dudas –servicios-. Pero es que también hay entrega de temario, de videotutoriales y cuestionarios. Y estos suelen entregarse en fecha muy posterior a la de compra y este es un motivo para cómo reclamar cursos online.

Según muchos cursos, puedes firmar hoy 4 de abril, que te den acceso a la plataforma el 5 y que empiecen a cargar el contenido el 30 de abril. Llámalo ‘contenido’, o llámalo ‘patata’ porque hay algunos… Y se te han pasado los 14 días para desistir.

Pero OJO: cuidado con los cursos que son 100% material descargable, sin servicio alguno, y dispones del 100% de ese material desde el momento en el que accedes a la plataforma. Está considerado como contenido digital no prestado en soporte material por lo que no cabría desistimiento. Si este es tu caso -apenas ningún curso es así-, sigue leyendo porque el siguiente punto te interesa.

Falta de información sobre el desistimiento

Y seguimos con el desistimiento. Porque no solo te informan mal sobre él, sino que lo hacen de forma incompleta. Te dicen que tienes derecho a desistir pero no te dicen cómo. Deben adjuntarte un formulario que ponga bien grande ‘DERECHO DE DESISTIMIENTO’ conforme al ANEXO I del Texto Refundido de la Ley de Defensa de Consumidores y Usuarios. ¿Os acordáis de mi entrada sobre la devolución de productos según la ley del consumidor? Pues en ella os comentaba este punto.

A ver, no te ofendas. Pero esto es así. El legislador nos trata como a tontos y la regla general es que el consumidor no tiene ni idea de nada. Por ello, la normativa de defensa de consumidores exige que al consumidor se le dé todo bien mascadito. Y entre otras cosas, incluir el formulario es obligatorio.

¿Y qué ocurre si no te adjuntan este formulario? Se entenderá una información sobre el desistimiento incompleta, y en lugar de 14 días, se te concederán 12 meses.

Material entregado a cuenta gotas

Decíamos que los cursos online tienen entrega de bienes. Si. Unos te los cuelgan en la plataforma de golpe y otros te lo envían a casa por correo postal. Hasta aquí, todo sencillo: contamos el desistimiento a partir de la fecha de carga o entrega. ¿Pero qué ocurre cuando el curso es tan PRO que hay una entrega de material por etapas? Quiero decir; en mayo: aquí tienes el temario de mayo. Pero es que en junio: Aquí tienes el temario de junio. Y en julio: Aquí tienes el temario de julio y agosto, que no quiero saber nada de ti en verano. ¿Qué hacemos?

envio de temario oposicion

Fuente: Pixabay | Licencia CC0 Creative Commons

Solo hay tres soluciones posibles para saber cómo reclamar cursos online de estas características. Y tiene consecuencias muy distintas enumeradas en el artículo 104 de la ley de consumidores:

  • Múltiples bienes independientes entre ellos y encargados por en el mismo pedido, pero entregados por separado: cuando se entregue el último.
  • Un solo bien pero compuesto por múltiples componentes o piezas: cuando se entregue la última pieza.
  • Que se haya contratado una entrega periódica de bienes durante un plazo determinado: con el primero de los bienes entregados.

Y la cuestión entonces es: ¿Qué es contratar un curso online? Es comprar conocimientos. Y estos los adquieres mediante ‘diferentes piezas’ (temario, videos, clases, etc) y faltando una de las cuales (un tema del temario, p.e.) el curso completo carecería de utilidad.

Por no hablar de que, per se, la entrega de contenido es una cláusula abusiva (85.8 la ley de consumidores) porque lo son ‘las cláusulas que supongan la consignación de fechas de entrega meramente indicativas condicionadas a la voluntad del empresario’.

Servicios pagados por adelantado

Otro de los defectos de estos contratos es la existencia de cláusula abusivas en cuanto al pago del precio por los servicios. Si, ya sabés: esos servicios de tutorías tan chulos. Alguna que otra clase online en directo. O acceso a un foro para resolución de dudas.

Es decir, que estás pagando por algo que desconoces si vas a recibir o no. O cuando lo vas a recibir. O si lo que vas a recibir, son de calidad. Como un cliente cuyas clases online consisten en una grabación con un móvil de 2.3 MP, a un señor señalando algo que parece un proyector que se ve blanco por completo. Y claro, lo normal es que te preguntes cómo reclamar cursos online visto lo visto.

No sabes qué estás pagando

Al final, todo se resume en esto. No sabes qué estas pagando. Si material, si servicios. Qué vale el material, qué vale el servicio. Etc. No existe un desglose del precio que pagas por el curso. Es como si vas al supermercado y te dicen que tu compra cuesta 45 €. Así, sin ticket. Sin saber cuánto cuestan las manzanas ni cuanto cuesta el Pantene.

Como reclamar cursos online

Fuente: Pixabay | Licencia CC0 Creative Commons

Esto normalmente viene incluido en la página web. Y como ya especifiqué entre los 10 errores legales más comunes en una página web, si tienes un ecommerce, debes especificar el precio de los productos. Ya no hablo solo de hacerlo en las Condiciones Generales de la Contratación. Especifica los precios en tu página web, en tu escaparate. ¿Te imaginas que te informan del precio de los productos del Mercadona conforme van pasando por caja?

¿Cómo reclamar cursos online?

Esto es lo más sencillo de todo. Aunque entiendo que es lo más preocupante. Lo normal es enviar un Correo Electrónico solicitando el desistimiento del curso (si hablamos de desistimiento) o la nulidad del contrato por incluir cláusulas abusivas. Ojo, no solicitar la baja, pues puedes perder dinero.

Lo normal es que pasen de ti, pero puedes enviarles un burofax o una carta certificada si te quedas más tranquilo. Incluso llamar para conocer si han recibido el mail y que te expliquen los motivos.

Como el anterior paso no es obligatorio pero si recomendable para evitar a ir a juicio, el siguiente paso es demandar. No soy partidario de demandar. Los plazos son absurdamente largos y la espera se hace interminable. Pero en muchas ocasiones no hay mayor remedio que hacerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *