10 errores legales comunes en páginas web

errores legales páginas web
[Total:3    Promedio:5/5]

Dedicándome a lo que me dedico, en parte, no puedo dejar de pensar en trabajo. Es visitar Amazon, El Mundo o Telepizza y analizarla jurídicamente. Y es que tardo alrededor de 2 minutos en checkearlo y ver lo importante. Siempre se cae en los mismos errores legales en páginas web. Me imagino al inspector de la AEPD llevandose las manos a la cabeza: ‘otra vez…’. ¡Y al del Ministerio de Industria! Así que he tomado la decisión de comentaros cuáles son estos errores tan típicos.

Error 1: no regular el contenido web

Este es un error legal en páginas web relativamente superado. Pero hay gente que se baja de la vida y decide no regular el contenido de su web. Ni aviso legal, ni política de privacidad, ni aviso sobre las Cookies, ni recogida de consentimientos, con fotografías sacadas de otra web y protegidas con derechos de autor… un campo de minas.

importancia aviso legal

Fuente: Wikipedia | Licencia Wikicommons

Recuerda que si tienes un portal web, debe estar legalizado. Igual que si tienes una tienda a pie de calle debes tener tu licencia. Y si tienes un restaurante tu aviso de alérgenos. Porque un sitio web legal (1) da seguridad a tus clientes; (2) te da seguridad a ti mismo; (3) porque las sanciones son bestiales y (4) porque en determinadas ocasiones es un requisito para contratar con otras empresas u organismos públicos.

Error 2: el desfasado

Te conoces el último tema de Maluma pero no tienes ni idea de que la ley del 99 sobre protección de datos está un tanto anticuada. Desfasado, en otras palabras. No solo citas leyes que, por su propio peso, están cayendo en desuso. Es que todavía sigues prometiéndole a tus usuarios que estás inscribiendo los ficheros en la Agencia Española de Protección de Datos.

En la segunda mitad del año 2018, todo lo relacionado con la privacidad y la protección de datos dió un vuelco radical. El 25 de mayo del año pasado empezó a aplicarse en RGPD. Y a finales de año, se aprobó la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos que jubila casi por completo a la de 1999. Por ello, es importante que mencionéis estas leyes. La simple mención, ya hace mucho.

Error 3: la técnica del copy-paste

Si el anterior error estaba prácticamente superado, este todo lo contrario. Eres un diseñador web que te dedicas al desarrollo y diseño de portales digitales. Pero entro en tu aviso legal para saber con quien estoy tratando y me sale que eres Repsol. Y que la finalidad de los datos que recoges para diseñar webs es para conseguir fabulosos descuentos en gasolineras.

aviso legal copiado y pegado

Captura de pantalla de web corporativa anonimizada

Luego están los copia-pega menos clamorosos. Es, por ejemplo, los copy-paste que hace [inserta nombre empresa], una empresa que se dedica a [inserta actividad de la empresa] pero que sus textos legales son modelos. Y claro, terminan regulando en su web las mismas condiciones con el Usuario que un competidor u otra empresa de otro sector, con necesidades bien distintas.

Lo mejor para evitar este y otros muchos errores, es que cuentes con un servicio de legalizar tu página web o eCommerce. De este modo, obtendrás un checkeo desde la primera página hasta la última con una legalización única.

Error 4: ventana emergente de aviso de Cooki… Oh wait!

Está claro, te lo has currado. Tienes tus textos, personalizados y muy chulos. Además, procuras que estos textos y el resto de elementos que normativizan tu web sean únicos y exclusivos tuyos. Pero hay un ligero error: no recoges el consentimiento de los usuarios que visitan tu web.

Necesitas un plugin, Widget o el elemento que quieras para que quede constancia que un determinado usuario, desde un determinado navegador, ha aceptado tu política de privacidad. Incluso muchos conseguís incluir esta ventana emergente, pero con errores. No añadís un botón de ‘aceptar’ que materialice el consentimiento. Recuerda que la mera navegación ya no es una expresión tácita del consentimiento.

Error 5: Tenéis más obras que ACS

Este error legal en páginas web me encanta. Diría que el 95% de las webs que visito dejan bien claro en su aviso legal que son los propietarios intelectuales del contenido de la web o licitados. De todo: letras, textos, imágenes, vídeos, fuentes, distribución, arquitectura web, etc. Y puede ser. Pero realmente la mayoría del contenido pertenece a WordPress, la empresa que desarrolla la plantilla, imágenes que pertenecen a Europapress, etc. Y en cada contenido ajeno no se reconoce la autoría.

En otras palabras, violación de derechos de autor por un tubo. Tened en cuenta que cada autor puede emprender acciones legales contra vuestro sitio web por vulneración de estos derechos. Y con toda la razón.

Error 6: Aquí nadie es responsable

Existe una plantilla (si, como las del error número 2) que está circulando por la red con la que he coincidido en un par de ocasiones. Además de sendos errores ortográficos y defectos legales, la exclusión de garantías no tiene desperdicio.

 

responsabilidad uso pagina web

Captura de pantalla de página web corporativa anonimizada

Imagina que llegas a tu panadería de confianza y compras una baguette. Te la mete en la bolsa y el panadero te dice lo siguiente:

  • No me hago responsable si pierdes la bolsa por el camino. Hasta aquí, razonable.
  • Ni por si se te rompe la bolsa. Lo acepto, aunque me empiezo a mosquear. Mejor cambia de proveedor de bolsas.
  • Que sepas que no soy responsable si la barra de pan llega a casa deshecha.
  • Tampoco seré responsable si te intoxicas por la harina del pan.

Pues así es en internet. Ningún responsable de página web se responsabiliza de nada de lo que ocurra en la web ni de los servicios que ofrece. Es tu deber informar al usuario de cuales no son tus responsabilidades, y cuales si.

Error 7: No cedemos tus datos a nadie

Esto está claro. Si nos llama Vodafone para que les demos los datos de quienes nos escriben o de nuestros clientes, no se los cedemos. Queremos que lo sepas.

Eso sí. Estamos convencidos de que a nuestros internautas no les interesará saber que si nos lo pide un organismo administrativo o judicial, o las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, los debemos ceder. O nuestra gestoria. O el amigo con el que colaboro que se encarga del diseño gráfico. O a la empresa de Hosting en la que se aloja esta web y que obtiene copia de los mails. Bueno, y Google también un poco.

Error 8: La teoría del aviso de Cookies de la web sin Cookies

Este es un error legal de páginas web de madera de pino de bosque. Es decir, trabajamos un aviso legal sobre Cookies. O política de Cookies, como prefieras llamarlo. Las definimos a la perfección. Somos especialistas en Cookies. Nos sabemos todos los tipos y cómo desactivarlas. Incluso evitamos el error número 4 descargando un plugin con la ventana emergente.

Sin embargo, no tenemos ni idea de cuales instala mi web en tu navegador. Ni para qué sirven ni cuánto duran. Ojalá tuvieses a mano un diccionario de Cookies para conocer esa que te aparece en información de tu web y poder avisar a tus usuarios que se le está instalando.

Error 9: las información por capas, para Superman

Eso si que es cierto. Muchos habéis conseguido dar con la tecla de la casilla de verificación. No se envía un solo mensaje por la web sin que se marque la casillita de verificación. Pero os perdisteis el siguiente capítulo: la información por capas.

errores legales páginas web

Fuente: Unsplash | Licencia Unsplash | Autor: Helloquence

La idea ahora es que el usuario no tenga que salir de la página del formulario para contactar contigo. Es una nueva disposición del Reglamento General de Protección de Datos que pretende dar todo mascado al usuario. Y no me parece mala idea, porque antes el usuario tenía que irse a un farragoso documento a interpretar quién tenía sus datos y qué hacia con ellos. Esto es lo que se conoce como una primera capa de informacion.

Error 10: Para toda la vida. El último de los errores legales en páginas web

No es que sea un error común. Es que no he coincidido con una sola página que te informe del tiempo que conservarán tus datos. Todos los profesionales conservan los datos conforme a lo previsto legalmente. A ver quien te dice ahora que lo que haces es ilegal. ¡Si los conservas conforme al tiempo legalmente establecido! Pues lo es, ya que estas faltando al deber de información. Conforme al artículo 1.e) del Reglamento General de Protección de Datos, los datos deben ser mantenidos durante el tiempo estrictamente necesario.

Por ejemplo, para nosotros los abogados, si son clientes durante 5 años desde que finaliza nuestra relación contractual. Y si no lo son, fijate una fecha para hacer campañas promocionales y tras las mismas, borralos. Por ejemplo, al año de recibirlos.

 

Espero lectores que esta entrada sobre errores legales en páginas web os haya sido de interés. Ciertamente llevaba tiempo detrás de escribir sobre ello porque son errores tan comunes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *