Mis agradecimientos y balance de 2018

miguel rivas españa 2018
[Total:5    Promedio:5/5]

Hay ‘algo’ que tengo que hacer. Antes de que suenen las campanas, nos embuchemos una docena de uvas y se descorche la sidra ‘El Gaitero’. ‘Algo’ que llevo unas semanas dándole forma y que hoy quiero transmitirte. Quiero contarte quién soy, qué hago aquí y cómo ha ido este año. A ti. Mi fiel lector que cada semana inviertes parte de su tiempo en aprender, leer y agradecer. A ti, lector errante que has llegado a este blog sin saber cómo. A ti, seguidor de Instagram, Twitter, LinkedIn, Google + o Facebook que clickas cada semana en el link que os dejo.

Porque los números dejan de serlo cuando se convierten en personas. Y ello lo he tenido muy presente cada día de este año 2018. Es por ello que hoy, en un ejercicio de transparencia, quiero mostrarte también los números de esta página web. Una web en la que he procurado mostrarme y no demostrarme. Cómo soy, y cómo trabajo.

Año 2018: el año de Miguel Rivas España

Todo empezó con una breve entrada. Aquella simple entrada sobre El blog jurídico de Miguel Rivas España. Recuerdo precisamente los diez minutos que tardé en redactarla. Lo que sentí en cada tecla que pulsaba. Esa libertad para expresarme y el firme propósito de continuar haciéndolo. Porque era bueno para mí.

miguel rivas españa 2018

Extraída de Instagram de @miguel_ries

Y todo aquello se fue transformando de forma casi imperceptible en una forma de vida y en un método de trabajo. Fui trazando sin quererlo mi propio perfil profesional. Al principio un esbozo y hoy un retrato. Palabra a palabra, fotografía a fotografía, mensaje a mensaje. Todo ello se estaba convirtiendo en un importante un activo y yo era su dueño. Empecé a tomar mis propias decisiones, a ejercer la abogacía como yo quería. Dejé de cobrar por mi trabajo en forma de experiencia y empecé a ser consciente del valor del trabajo. Dejé de ser el abogado que el mercado quería que fuese, y comencé a ser el abogado que yo quería ser. Dejé de creer que ser joven es un hándicap, cuando en realidad era una ventaja.

Fui construyendo una marca. Una marca que proyectaba mi visión de la abogacía. Una abogacía que tenía que ser cercana para estar en contacto con la realidad. Que tenía que ser transparente para que tu cliente confiase en tí. Inmediata, para lograr que fuese eficaz. Académica, para ofrecer siempre la mejor solución. Con presencia digital, para sortear obstáculos que antes nos impedían contactar.

Y todo ello, gracias a una breve entrada.

 

Lo que me chiva Google

¿Recordáis aquella entrada sobre las Cookies? Si, la famosa lista de Cookies que tanto compartísteis y que seguro a más de uno os ha ayudado. Pues bien, cuando entráis en mi sitio web, Google instala unas Cookies llamadas _ga y _gid (entre otras) para conocer el tráfico en esta web. Y los resultados los vuelca en una herramienta de analítica llamada Google Analitycs. Hemos procurado ser lo más fieles posibles a la realidad, y por ello hemos agregado filtros de las visitas generadas por las I.P. de nosotros mismos y de familiares muy cercanos.

Os preguntaréis si haber tomado la mejor decisión profesional de mi vida, fue realmente tan buena decisión. Pues este es el resultado:

¿Quiénes formáis parte de Miguel Rivas España?

16.000 veces ha sido visitada esta web en 2018, y 16.000 gracias quiero daros. Muchos nuevos visitantes pero también muchos que habéis entrado más de una vez. Sois 5800 las personas que habéis entrado en esta web. 5800 las personas que, de una forma u otra, nos hemos conectado.

Extraída de Instagram de @miguel_ries

Y las Redes Sociales. ¡Benditas Redes Sociales! Esta es la fórmula que he elegido para estar más cerca de vosotros. Más transparente y la forma de mostraros mejor mi trabajo. Y la primera de todas: Instagram. Desde IG he recibido más de 900 visitas este año 2018, seguido por las 700 de su primo Facebook y 500 de Twitter. ¡Mil gracias a todos!

¿Y de donde sois? Pues eso también me ha sorprendido. El 12,91% de los visitantes totales sois madrileños. El 4’43% barceloneses. El 4’20% sevillanos. El 4,07% valencianos y un 3’38% granaínos. ¡Muchas gracias por venir! Y también a aquel público latinoamericano que me lee.

Desde julio de este año, he recibido una media de dos correos electrónicos de personas interesadas en solucionar un problema jurídico. También muchos correos electrónicos de personas interesadas en colaborar conmigo, en mi blog o en mi profesión. Y también muchas llamadas telefónicas.

 

¡Y gracias!

Y la primera de todas, a ti. Elena Martinez, especialista en Marketing Digital y diseño web porque sin ti este proyecto personal y profesional no hubiese llegao tan lejos en menos de un año. Porque eres la profesional que está detrás de esos números, y la persona que está detrás de cada publicación, cada color y cada imagen.

Mil gracias a mis familiares y amigos. Vosotros habéis estado desde el primer día alentando mi trabajo.

Gracias a mis clientes. Quienes habéis confiado en mí desde un principio. Quienes aún desde la distancia, me habéis tenido como vuestra mejor opción para solucionar vuestros problemas. De vuestros hijos. De vuestro negocio o el de vuestros familiares. Mil gracias y seguimos trabajando en 2019.

Gracias también a mis compañeros de oficio con quienes interactúo día a día. Quienes me apoyan y quienes me surten de ideas para luego plasmarlas aquí. Porque estoy encantado de colaborar con vosotros y porque en mi encontraréis siempre a un amigo.

Gracias a quienes habéis invertido, como yo, vuestro tiempo en escribir en este blog. Gracias por compartir vuestros conocimientos, colaboradores, y gracias por ayudar a construir este blog. Juntos somos más y deseo que, cuando escribáis, os sintáis más libres. Más juristas. Más personas.

Gracias a mis contactos y seguidores de redes sociales. En especial a vosotros, seguidores de Instagram, que siempre interactuais con mis publicaciones. Que tan cercanos os volvéis. Gracias.

Gracias a todos vosotros visitantes, que comentáis o no, que recomendáis o no, que valoráis cada entrada o no. Porque vuestra sola presencia hace de cada minuto invertido en escribir un placer.

Gracias, Gracias y Gracias, y os deseo la mejor de las actitudes para afrontar este año 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *