Home » Blog » Abogacia » Escritos judiciales útiles

Escritos judiciales útiles

En el matutino bullicio de la oficina hay ‘ring ring‘ entrantes y mails salientes. Visitas inesperadas y las siempre apresuradas marchas al juzgado. Y claro, se hace imposible sacar un rato para escribir. Y eso precisamente es lo que he padecido felizmente desde hace unas semanas. ¡Bendito trabajo que nunca nos falte! Pero entre esas idas y venidas, y solo de vez en cuando, sufro de afortunados hallazgos de temas interesantes que traeros al blog. Y uno es el de los escritos judiciales útiles que pretendo explicaros.

Los escritos judiciales útiles más utilizados por abogados en procedimientos civiles

Como cuestión previa quiero anunciaros que la finalidad de este artículo no es abarrotar vuestro escritorio de modelos de escritos judiciales útiles. De hecho, algunos escritos serán útiles para unos e inútiles para otros. La finalidad de esta entrada es proveeros de información sobre los escritos judiciales en procedimientos civiles más utilizados que pueden ayudaros a desbloquear un asunto, atajarlo o inclinar la balanza a vuestro favor.

escritos judiciales útiles

El orden. El orden y la ley son importantes en la vida de un abogado. Así que el orden que aplico en la enumeración de estos escritos procesales de los que vengo a hablar será en el riguroso orden de ocurrencia mental de este letrado. Por la ley treinta y tres.

Por cuestiones obvias, quedan fuera de este artículo las cuestiones referidas a como redactar una demanda por reiterativo. Y sí, cómo contestar a una demanda también queda fuera pero no tengo a dónde derivaros. Recordádmelo que se me olvida. Pero vamos al meollo del asunto.

Escrito de averiguación domiciliaria

Lo habitual es saber a quién demandamos y dejar debidamente consignados en la demanda todos los datos de contacto que tengamos del requerido. Sin embargo, es posible que los datos que tengamos sean erróneos, desfasados o directamente no los tengamos en nuestro poder. Por ello, presentamos la demanda y lo que Dios quiera.

escrito de averiguación domiciliaria
Fuente: Unsplash | Autor: Jac Alexandru

En estos casos, lo que Dios quiere es que recibida la cédula de emplazamiento negativa del SCPAC (el organismo del juzgado que se encarga de los actos de comunicación) le digas al juzgado qué debemos hacer ahora. Y lo que debemos hacer ahora es un escrito con una doble petición:

  • Solicitar que a través del punto neutro judicial, se requiera a Hacienda, la Seguridad Social, la DGT, etc las direcciones del demandado.
  • Solicitar, de paso, que se intente la notificación en dicho domicilio conocido.
  • Y para ahorrarnos trámites innecesarios, pedir que en caso de no constar domicilios o ser negativo el emplazamiento en el nuevo domicilio, que se le notifique edictalmente (156.4 L.e.c.). Y tiramos pa`lante, y además felizmente..

Puede ocurrir también que el Juzgado te requiera para aportar el DNI del demandado, ya que sin el mismo no podrán solicitar al Punto Neutro Judicial los datos del requerido. No te vuelvas loco buscando. Solicita que se libre oficio al CNP para que aporte dichos datos.

Escrito de solicitud de vista

Aunque es un escrito de mero trámite sin aparente importancia en los procedimientos verbales, tiene su relevancia jurídica. Muchos solicitamos, en la misma demanda, que se tenga por solicitada la pertinencia de celebrar la vista. Sin embargo, el juzgado tras la contestación a la demanda siempre nos repregunta: ‘¿queréis vista?

Pero si he dicho que entendía pertinente su celebración, pensarás. Pero cuando redactaste la demanda ¿qué ibas a tú a saber si el demandado estaría en rebeldía? ¿O que se opondría sin aportar prueba alguna? ¿o que se allanaría parcialmente? ¡Pues lo mismo te ahorras la visita al juzgado!

Citación judicial de testigos

Muchas veces recibimos la Diligencia de ordenación señalando el acto del juicio en los verbales y nos olvidamos de leerla entera. Las típicas advertencias que pasan desapercibidas. Pero entre esas advertencias, se te informa que dispones de CINCO días para informar al juzgado qué personas, por no poder llevarlas tú, deben ser citadas judicialmente.

Ideas de citaciones para incluir en nuestros escritos judiciales útiles: al policía que redactó el atestado, al perito que emitió un informe favorable pero que no es el de tu cliente ni el del contrario, el interrogatorio de parte si te interesa, ese testigo que solo sabes cómo se llama, etc.

Ampliación de plazo para requerimientos judiciales

La joya de la corona de los escritos de mero trámite. Un oasis en el desierto. Un suspiro de aire fresco para cuando ves que no llegas para dar cumplimiento a un plazo procesal. A pesar de la improrrogabilidad de los plazos procesales que establece el 134 L.e.c. y que viene a decir que lo que dice el Juzgado no lo va a repetir dos veces, existe una ligera excepción. Es una cuestión de orden público.

escrito de solicitud ampliación plazo procesal

Sin embargo, es posible que si se solicita dentro del plazo concedido para dar cumplimiento al requerimiento, nos concedan una ampliación por el mismo plazo para realizar por ejemplo el apoderamiento Apud Acta. Y es que el 134.2 L.e.c. recoge la posibilidad de la interrupción de los plazos por fuerza mayor. Que sí, que el encaje legal no es tan exacto y riguroso con en la vía contencioso-administrativa, pero si presentas un escrito solicitando ampliación de plazo te lo conceden en la mayoría de los casos.

Ojo, que la triquiñuela no nos vale para contestar una demanda o presentar un recurso de apelación.

Suspensión de la vista

Muy similar al anterior caso nos encontramos cuando solicitamos una suspensión del acto de la vista, por el motivo que fuera. Los motivos son muchos y muy variados y en mi carrera profesional me he encontrado con todo tipo de motivos: coincidencia del letrado o el perito con otro procedimiento, padecer el COVID, la baja laboral por embarazo de la dirección letrada, etc.

En este caso, no hablamos de interrupción -con su posterior ampliación por el mismo plazo- como nos definía el artículo 134.2 Ley de Enjuiciamiento Civil española. Un reseteo. En este supuesto, nos encontramos ante un verdadero (paréntesis) en el procedimiento y como tal, tiene su propia regulación: el artículo 188 L.e.c. Este artículo nos permite suspender el procedimiento sin más y, de conformidad con el artículo 189 L.e.c., ya señalaran nuevamente cuando el letrado de la administración de justicia lo vea conveniente.

escrito para suspender juicio en Madrid
Fuente: El Mundo | Autor: Sergio González Valero

Ahora bien, lo anteriormente expuesto lo utilizamos normalmente para suspensiones de larga duración o para cuando el señalamiento está diligenciado desde hace tiempo. Por ejemplo, una baja por embarazo a falta de unas semanas para el juicio, encontrarnos en vías de alcanzar un acuerdo, ser un abogado inmerso en una pandemia (en el hipotético caso de que haya alguna), fallecimiento del cliente y deber iniciar la sucesión procesal, etc. Sin embargo, si lo que queremos es ya otra fecha porque cuando nos señalan vemos que esa fecha no encaja nuestra agenda, lo que procede es solicitar directamente un nuevo señalamiento conforme a lo dispuesto en el 183 L.e.c. Esto es, porque nosotros o nuestro perito ya teníamos señalado un juicio, porque tu cliente y representado no puede acudir ese día, etc.

Escrito de consignación judicial: un escrito judicial útil pero minusvalorado

Esperemos no tener que utilizarlo nunca pero este oficio es duro y no siempre se gana. Si bien todos los abogados nos esforzamos en mejorar nuestras cifras, hay ocasiones en que la balanza de la justicia se declina hacia la otra parte y te toca pagar a ti. Ya sea el abono del principal que te reclaman, los intereses o las costas. Y para ello debemos consignar las cantidades en la cuenta del juzgado. Es decir, apoquinar en el Banco Santander.

Ahora bien, podemos pagar y olvidarnos del asunto o podemos pagar y hacer las cosas bien. ¿Y cómo se hacen las cosas bien? Informando al juzgado mediante uno de nuestros escritos judiciales útiles que hemos cumplido con nuestra obligación, y que aportamos el justificante de consignación judicial. Y ello por muchísimos motivos: por respeto a la función judicial y al contrario a quien es de justicia que reciba las cantidades lo antes posible, por frenar el devengo de intereses en algunos casos como son en los del artículo 20 L.C.S., por archivar tu procedimiento de forma redonda, por profesionalidad, etc.

Espero que esta breve entrada os haya sido de utilidad y si queréis que incluya más escritos judiciales, ¡no dudéis en comentarlo!

1 comentario en «Escritos judiciales útiles»

  1. Siempre es útil conocer todos los pasos a seguir para los que no estamos familiarizados con esta terminología y jerga judicial. La ley y su aplicación es un árbol con múltiples raíces y hay que conocer los múltiples resortes de los distintos procedimientos que aquellos que no llevamos las togas negras ni el birrete desconocemos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *