Home » Blog » Abogacia » Cómo redactar una demanda judicial

Cómo redactar una demanda judicial

Cómo redactar una demanda judicial
[Total: 3   Promedio: 4.7/5]

Volvemos a las andadas en este caluroso mes de agosto y en esta ocasión me apetece hablaros sobre cómo redactar una demanda judicial. Aunque entre tú y yo,  quedaría mucho mejor si lo llamas simplemente ‘demanda’, pues ‘judicial’ ya se encuentra integrado en el propio concepto de ‘demanda’. Pero bueno, no nos quedemos en los detalles, vamos al lío. Si después de leer esta entrada tienes cualquier duda o necesitas ayuda con este tema, no dudes en contactar conmigo y te atenderé encantado.

Cómo redactar una demanda judicial

Muy posiblemente seas un joven aprendiz del derecho que viene en búsqueda de tips para elaborar una demanda y perfeccionar su técnica. O quizá un ciudadano cualquiera que quiere saber cómo se redacta una demanda. Si eres de los primeros, te recomiendo que sigas leyendo porque trataré de trasmitirte todos mis conocimientos y técnicas para hacer demandas ‘casi’ perfectas. Si eres de los segundos, antes de continuar recordarte:

  • Lo mejor es que cuentes con un profesional del derecho, aunque cueste dinero, pero que sepa cómo se elabora una demanda.
  • Cuando el procedimiento es inferior a 2000 € y no es una materia especial (como pueda ser un desahucio), o vas a iniciar un procedimiento monitorio para reclamar una deuda, puedes intervenir sin abogado y sin procurador. Pero insisto, medita el primer punto.

Pues bien, lo primordial para saber cómo redactar una demanda es conocer la estructura de la demanda en sí. Luego ya te daré algunos truquillos de perro viejo.

Redactar demanda judicial

Estructura de una demanda

Esto es sencillo y seguro que vienes con la lección sabida, pero la demanda se compone de cuatro partes:

  • Encabezamiento.
  • Hechos.
  • Fundamentos jurídicos.
  • El suplico.

En realidad no es una estructura fija, ni hay un lenguaje obligatorio sino más bien una costumbre jurídica a la que nos amarramos todos los abogados. Eso sí, el 399 L.e.c. nos indica el camino.

Encabezamiento

En primer lugar: A dónde nos dirigimos, quienes somos, contra quién nos dirigimos, qué reclamamos y amparados en qué (los que viene siendo la acción). No voy a entrar en modelos, que internet hay millones por lo que a ellos me remito.

Hechos de una demanda

Es la parte más importante. La joya de la corona. Lo que debes de redactar en pleno uso de tus facultades mentales. Es lo único que se va a leer el juez, de hecho. El secreto sobre cómo hacer una demanda civil está en los hechos, y aquí es donde debes explayarte.

Cómo redactar una demanda judicial

Los hechos son la explicación de qué hacemos ahí. Pero deja fuera toda argumentación jurídica. Cíñete a los hechos jurídicamente relevantes. Quiero decir que si vas a reclamar una deuda, no pongas que dice el artículo 1124 C.c. que la facultad de resolver las obligaciones se entiende implícita en las recíprocas. Dí que tenías un contrato con fulanito y que lo aportas. Y que tu cumpliste tu parte y lo justificas. Y que él no cumplió la suya y lo justificas.

Este ejemplo que he usado es muy útil, por ejemplo, para las demandas por obras mal realizadas. Si quieres aprender algunas técnicas a desarrollar en este apartado, sigue leyendo.

Fundamentos jurídicos

En este apartado defenderemos nuestros hechos desde el punto de vista jurídico. Las normas de derecho sustantivo y de derecho procesal que invocamos.

Lo único obligatorio aquí, como dice el artículo 399 L.e.c. es la capacidad de las partes, la representación de ellas o del procurador, jurisdicción, competencia y clase de juicio en que se deba sustanciar la demanda. El resto, puedes prescindir o utilizar meramente la expresión ‘Iuris novit curia’, que traducido al castellano es ‘el juez ya sabe derecho como para venir yo aquí a darle lecciones’.

Por ello, y salvo que la cuestión sea muy, muy, muy controvertida procuraría no perder mucho el tiempo en los fundamentos jurídicos. Es el caso, por ejemplo, de las demandas para reclamar cursos online.

Sé de primera mano que el juzgador normalmente es una persona mayor, sin mucho conocimiento sobre tecnología y tampoco sobre el derecho de desistimiento. Por ello, sé que muy probablemente el juez quiera conocer en qué fundamento mi demanda.

Sin embargo, si voy a demandar por un accidente de circulación tampoco me dedicaría tanto tiempo. Pero al fin y al cabo, la experiencia te dirá cuándo explayarte y cuando no.

El suplico de la demanda

Y bueno, junto a los hechos, quizá esta sea la parte más importante de la demanda. El resumen de qué pides. Existen muchas fórmulas en internet y bases de datos, pero ello requerirá una entrada propia.

Mazo

Tips sobre cómo redactar una demanda en condiciones

Una vez ya sabes lo básico, quiero mostrarte algunas técnicas que seguro te serán de mucho interés. Atención:

Quien calla otorga

Con el paso de los años me he dado cuenta de que la mejor técnica para redactar una demanda perfecta (o una contestación a la demanda) es ser conciso.  Cuenta tu historia, pero no te centres en los detalles. Dicen que cuanto más hables, más posibilidades tienes de equivocarte. Es matemática pura.

  • El juez no se va a leer los detalles, ya los escuchará el día del juicio. A él le interesa el supuesto de hecho.
  • El contrario sí los va a leer, y los retorcerá hasta que te duelan.

Inisito. No es importante que entres en los detalles, te explayes y desarrolles sobre porqué demandas como propietario de la finca demandante. Simplemente aporta tu título de propiedad, y sigue al siguiente objetivo.

Sé simple y claro al elaborar la demanda

Íntimamente ligado con lo anterior está lo de ser excelentemente simple y suficientemente claro. Ello te permitirá exponer las ideas mucho más claras. Si quieres motivos, te doy tres:

  • Por ti. Seguro que tienes muchas cosas que hacer, así que explica
  • Por el juez. No tiene tiempo para valorar tu estilo narrativo, la riqueza de tu vocabulario o la de recursos literarios que manejas. El que quiere explayarse en la sentencia es él.
  • Por mí. Para que no me duerma leyendo tu demanda cuando tenga que contestarte.

Asi que te recomiendo:

  • No uses frases demasiado largas. A priori, entre 20-25 palabras suficiente. ¡Abusa de los puntos!
  • Utiliza comas pero tampoco abuses. La inmensa mayoría de los abogados sufrimos comitis, esto es, inflamación de la coma.
  • Párrafos. Párrafos. Párrafos. Y cuando empieces un párrafo, ve pensando ya en acabarlo. Una idea por párrafo.
  • Negritas. Así es. Yo entiendo que si redactas en máquina de escribir no puedas hacerlo, pero ya que tienes un ordenador utiliza las negritas.  Y tampoco abuses: lo ideal es utilizar una negrita por cada párrafo en la palabra más importante.

Utiliza títulos

A mi no me gustan los libros en que los capítulos vienen simplemente nombrados con un triste número. Quiero un título, un resumen, un enunciado que me haga a la idea sobre qué va la historia.

A mi no me gustan, y al juez yo creo que tampoco. Tiene unos 800 procedimientos abiertos,  5 juicios al día y el tuyo es en 5 minutos y aún ni lo ha mirado.

Utiliza el ‘Previo’ en la demanda

Normalmente no veo ningún previo en las demandas, y yo suelo utilizarlos mucho. Antes de comenzar el primer hecho, me gusta hacer un breve resumen sobre qué va la demanda (o mi contestación a la demanda). Con ello busco que la tome el juez como referencia cuando quiera estudiarse el caso.

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *