Home » Blog » Abogacia » 10 tipos de demandas

10 tipos de demandas

Para los abogados, el propósito de empezar el gimnasio en 2021 se relega a un segundo plano. En cambio, el haber cerrado expedientes a final de año o haber dejado todas las demandas presentadas se vuelve un (casi) siempre inalcanzable deseo. Total. Que los propósitos no alcanzados la última semana del año los estoy alcanzado ahora y esta semana se me ha ocurrido publicar sobre los tipos de demanda que podéis encontraros. Estoy seguro que a muchos os ayudaría a ampliar conocimientos, especialmente a los más jóvenes. Pero vayamos paso a paso.

Los tipos de demanda en España

Los tipos de demanda en España son dos: las buenas y las malas. En serio, no le des más vueltas. La ley de enjuiciamiento civil y el código civil recogen tipos de procedimientos o tipos de acciones pero no tipos de demandas. Vamos a aclarar los tres conceptos que siempre, siempre, siempre confundís algunos de los hoy lectores:

  • Las demandas: este término jurídico no está muy viciado en España gracias a su poco uso. Salvo en Telecinco, ‘te voy a demandar‘ no suele emplearse. Aunque ya hablé sobre cómo redactar una demanda judicial, he de recordarte que ‘demanda‘ proviene del latín ‘solicitar‘ y en nuestro ordenamiento es referido principalmente al procedimiento civil. Hoy hablamos de los tipos de demandas vamos.
tipos de demandas
Licencia Unsplash | Autor: Giammarco Boscaro
  • Las denuncias: Este término se emplea para todo. Para un roto y para un descosío. Y para ser sinceros, la palabra denuncia es la más inútil de todas. Denunciar significa ‘acción o efecto de dar noticia a una autoridad‘. Vamos, chivarse pero sin tampoco mojarse mucho. Este término suele emplearse en derecho penal, administrativo y de la seguridad social. Te chivas a la poli, te chivas al Ayuntamiento o te chivas al inspector.
  • Las huérfanas querellas: Este término parece no existir en España. Al menos, en la calle. Y mira que es el término más temible. Es como la denuncia pero de verdad, para la gente valiente. Ya no es chivarse a la autoridad, es quejarse a la autoridad. Es decir ‘ese señor es un delincuente y le voy a llevar ante la justicia’. Y esta palabra, querido lector, sí que impone.

Un abrazo enorme a Mercedes de Prada que sé que me lee habitualmente. Una enorme docente de procesal civil que hizo lo que pudo conmigo :-P.

Reclamación de cantidad

Me encanta. Mi favorita. La más sencilla, limpia y bonita de todas las demandas. Una acción que puede ampararse en multitud de preceptos jurídicos y que tienen una única finalidad: exigir al demandado que cumpla con una obligación de dar. De dar dinero.

Lo bueno de estas acciones de reclamación de cantidad es que pueden ser ejercidas en una gran variedad de conceptos. Puedes reclamar una cantidad por el impago de una factura, de una renta o de una nómina. También puedes reclamar una cantidad por unos daños y perjuicios que has sufrido. Un ejemplo de este tipo de demanda es la reclamación al seguro por accidente de coche en la que se solicita una cantidad en concepto de indemnización.

Obligación de hacer

Esta semana he interpuesto mi primera demanda únicamente con la obligación de hacer. Normalmente la acompaño con la obligación de indemnizar. Pero en esta ocasión necesitaba que me entregaran una cosa. En resumidas cuentas se trata de una clase de demanda por la que se solicita al juez que obligue a alguien a hacer algo.

interposición de demanda en España
Licencia Unsplash | Autor: Maarten van den Heuvel

El ejemplo más clarividente que se me ocurre es aquel que os explicaba en mi entrada de reclamar humedades al seguro del hogar. En estos casos se ejercita una reclamación de cantidad para que te paguen los daños en tu vivienda, pero también una obligación de hacer: que el vecino repare su avería y deje de mancharte.

La acción de subrogación, de los tipos de demanda que más trabajo

Esta acción de subrogación es de las que más utilizo. Y es que en el terreno de los seguros está al orden del día. En mi caso normalmente viene reconocida expresamente en el artículo 43 de la Ley de Contrato de Seguros, pero hay muchos fundamentos para ejercerla. Por ejemplo, en el Código Civil en los artículos 1111 o 1839. ¿Y para qué sirve? Es la fórmula legal que tienen las compañías de seguros o cualquier pagador para luego poder dirigirse contra el verdaderamente causante. Ejemplos Miguel, ejemplos:

A tiene una deuda con B que se la reclama. Puede ser porque A le atropelló, o porque B le prestó dinero. Pero llega C y paga dicha deuda, subrogándose (sustituyendo) a B en todos sus derechos frente a A. Aunque tiene muchos matices, esa es la idea. Ya escribiré sobre ello.

hacer escrito judicial
Licencia Unsplash | Autor: Scott Graham

Es una acción algo compleja y, aunque en ocasiones prospera, se utiliza muy muy mal. Voy a ponerte los requisitos para que ejerzas una acción subrogatoria en condiciones:

  • Menciona la palabra acción subrogatoria en el encabezamiento y en el suplico. Luego si quieres, accesoriamente, la reclamación de cantidad. Pero por favor, deja claro qué acción estás ejerciendo.
  • No olvides, en el caso de las aseguradoras, que estás sustituyendo a tu asegurado. Deja claro el título por el que le sustituyes: tu póliza y el justificante del pago de la póliza. ¡Puedes llamarle de testigo!
  • Le sustituyes, como te explicaba en el ejemplo, porque has pagado. Adjunta el justificante de pago ya que será la cantidad máxima que puedes reclamar.
  • Nada está ganado. No reclames por reclamar, sostén bien los hechos y la responsabilidad.

La acción de rerererepetición

Muy similar a la acción de subrogación trabajamos con cierta frecuencia la acción de repetición. Se trata de una acción muy conocida en el sector asegurador y como la anterior, deriva de la realización de un pago. Sin embargo, y a diferencia de la subrogación, el asegurador habría pagado en nombre de su asegurado sin tener cobertura para ello y ahora quiere ajustar cuentas. Digamos que hay una obligación estrictamente legal, pero no contractual.

Esto ocurre mucho en los casos de siniestros en los que hay de por medio una alcoholemia. El seguro del conductor ebrio paga la indemnización al perjudicado, pero luego el conductor ebrio sufrirá la furia de su aseguradora. En otras palabras, recibirá una demanda judicial por la vía civil de su seguro para recobrar lo abonado. O fuera del terreno del seguro, cuando varias personas comparten una deuda (solidariamente) y uno de ellos paga en nombre de todos, pero quiere recuperar la porción de deuda que ha adelantado en nombre de los otros.

La acción de resolución contractual. Una clase de demanda abandonada

Esta se trata de uno de los tipos de demanda que no se emplea demasiado. Ello a pesar de que la mayoría de reclamaciones se dirigen a resolver un contrato. Consiste por tanto y como bien intuyes apreciado lector, en solicitar romper un contrato.

demanda judicial escrita a mano
Licencia Unsplash | Aaron Burden

Sin ir más lejos. Yo mismo inicio las acciones de reclamación de cantidad con mucha frecuencia sin mencionar la acción resolutoria. Para ser exactos, cuando escribí sobre reclamación de obras mal realizadas siempre lo hice pensando en la reclamación de cantidad derivada de un contrato. No obstante, el 100% de los juzgados que condenan a pagar una cantidad derivada por estos asuntos, entiende que la acción de reclamación de cantidad lleva intrínseca la acción de resolución contractual y por lo tanto, resuelven la resolución del contrato.

Nulidad de Condiciones Generales de la Contratación

Este tipo de demandas se inician siempre por la vía del procedimiento ordinario. Así lo manda la Ley de Enjuiciamiento Civil. Es un cauce un tanto más complejo porque se ejecuta en dos actos aunque con el tema de las cláusulas bancarias abusivas se termina resolviendo en solo un acto.

Así es, la nulidad de cláusulas abusivas incorporadas en Condiciones Generales de la Contratación -contratos no negociados- han estado a la orden del día desde aproximadamente el año 2012 tanto por las cláusulas suelo, como los gastos de hipoteca bancarios, los SWAPs, los bonos del Popular, etc.

Demanda en ejercicio del derecho de desistimiento

Desde hace aproximadamente un año, las demandas contra negocios online para el ejercicio del derecho de desistimiento se ha normalizado en mi vida profesional. Podría decir sin miedo a equivocarme que en torno al 40% de las consultas que recibo es en esta materia, y ¡mira que toco muchos palos!

Conocer abogados de prestigio

Si desglosamos bien esta acción, no se trata más que una acción de reclamación de cantidad en ejercicio del derecho de desistimiento. Pero tiene muchas particularidades que merecen una mención exclusiva y separada de la mera acción de reclamación de cantidad. Por ejemplo:

  • Es muy importante tirar del artículo 328 L.e.c. Es, de facto, el tipo de demanda en el que más empleo dicho precepto legal que recuerda el deber de exhibir documentos entre las partes. Piensa que en esta materia existe inversión de la carga de la prueba y corresponde al empresario acreditar que ha informado correctamente.
  • Un repertorio de documental web para acreditar los extremos más importantes como son el aviso legal, los términos y condiciones y pantallas de la web de compra, entre otros puntos clave de los que dependen la prosperabilidad de la acción.
  • Acompañarla siempre de una acción subrogatoria, como viene a ser un incumplimiento contractual o un vicio en el consentimiento. El derecho de desistimiento es un derecho un tanto desconocido judicialmente por motivos obvios: son normalmente de escasa cuantía y por tanto, poco litigiosos. Ello evita que haya muchas sentencias y que los jueces estén poco especializados al respecto.

Demanda de desahucio

El desahucio es una de esas acciones que no frecuento en mi quehacer cotidiano. Es más, solo las he utilizado en cuatro ocasiones, siendo solo una de ellas por impago de rentas. No obstante, sí que se trata de una acción sencilla, con un alto índice de éxito y que está a la orden del día.

Los desahucios pueden deberse a diversos motivos. El que más miedo da es el desahucio express para desalojar oKupas. Esta es una demanda que se dirige contra los ignorados ocupantes y si la ejerces, es que algún indeseable se ha colado en tu casa. Pero puede deberse a múltiples causas y cada una tiene un tratamiento especial dentro de este procedimiento.

Petición inicial de monitorio

En este caso, no estamos hablando más que de una acción de reclamación de cantidad a través de un procedimiento: el monitorio. Pero al fin y al cabo, es una clase de demanda que merece la pena hablar por su aparente sencillez y su muy recurrido empleo.

Yo lo utilizo mucho, por ejemplo, para reclamar cuotas impagas de las comunidades de propietarios cuando reclaman a un vecino moroso la cuota de la comunidad. Pero ojo, que no te engañe este desdichado escritor. Lo que en ocasiones es una mera reclamación de cantidad, para el caso de propietarios morosos fallecidos se vuelve una auténtica tortura.

La demanda ejecutiva. Un tipo de demanda como Dios manda

Se trata de un tipo de demanda presentada por personas que trabajan en Chamartín, con trajes oscuros y de rayas verticales, mocasines y un maletín de cuero negro. Es broma, obviamente. Lo que si es cierto es que se trata de un tipo de demanda propiamente dicho. Si al comienzo de esta entrada reconocí que no existen tipos de demanda sino tipos de acciones y tipos de procedimiento, la demanda ejecutiva es la que má se asemeja a un tipo de demanda.

clases de demandas
Fuente: Pixabay | Licencia CC0 Creative Commons

Se trata de una demanda interpuesta una vez finalizado el procedimiento judicial por cualquiera de las acciones que previamente te he relatado. No se discute nada y, en principio, no tienes que volver a verle la cara al juez. Será una demanda de un par de páginas, sin mucha fundamentación jurídica, solicitando que la sentencia que has obtenido favorable se cumpla. Es esa parte del artículo 117 CE de ‘haciendo ejecutar lo juzgado’ y evitando -en la mayoría de ocasiones- que una sentencia se convierta en un mero elemento decorativo de casa.

Y a tí, ¿se te ocurren más tipos de demandas que deban figurar en esta entrada? Ayúdame a generar un contenido de calidad incluyendo otro tipo de demanda (o mejor dicho, tipos de acciones) que hayas trabajado como por ejemplo en el terreno del derecho de familia o el derecho de sucesiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *