La Ley de Comercio Electrónico

Abrir un comercio electrónico no es tarea sencilla. Pero cumplir con la ley de comercio electrónico es otro rollo. De verdad. Eso si que lleva trabajo. No se trata de un copy-paste del aviso legal y de Cookies, sino que debes establecer cual es el procedimiento de compra, recabar los consentimientos si utilizamos como medio de pago pay pal, elaborar facturas, procesos de envío, etc.

Y es que la Ley de Servicios de la sociedad de la información y comercio electrónico no es la única que entra en juego. Existen otras normas como la Ley General de Publicidad, la Ley de Propiedad Intelectual, el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, la ley de ordenación del comercio minorista del 96, la de las Condiciones Generales de la Contratación del 98, etc. Vamos, que si te toca un cliente tikis mikis te la lía. Bien, pues vamos a ver qué nos exige esta ley:

Aviso Legal identificando al prestador de servicios Ley de Cookies Condiciones Generales de la Contratación
Derecho de desistimiento Garantías Privacidad y Seguridad Informática

 

Qué es la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del comercio electrónico

Esta ley creo que es la gran olvidada en los últimos meses. Desde que se aprobó el RGPD allá por el 2016 solo se oye hablar de protección de datos. Y no son sanciones de 4 millones de euros, pero si de hasta 600.000 € por una infracción. Es más, por no tener aviso legal la sanción puede ser de hasta 30.000 €. Conozco un caso de sanción de 600 € por faltar un dato en el aviso.

Ley de comercio electrónico

Fuente: Pixabay | CCO Creative Commons | La ley de Comercio Electrónico regula los servicios prestados por la sociedad de la información a través de cualquier medio electrónico.

El concepto de ‘servicio de la sociedad de la información’ que figura en la ley de comercio electrónico me parece patético. La intención es meter en un mismo pack la venta electronica de bienes y servicios y el ofrecimiento de información. De este modo, no solo incluían a eBay, si no también a los periodicos digitales por ejemplo. O a los intermediarios como Google. O los proveedores como Vodafone –ya os hablaré de mis vivencias con Vodafone-. Ser un abogado digital y especialista en nuevas tecnologías es clave para entender todas las dinámicas y sinergias entre todos los agentes de la sociedad de la información.

Por lo demás, esta ley se aplica a aquellos prestadores de servicios que tengan su establecimiento en España. Entrando en el concepto de establecimiento el mismo que para todo el ordenamiento jurídico español determinando también la ley aplicable.

Obligaciones legales de la Ley de Comercio Electrónico

Son muchas las obligaciones que cualquier comerciante, a través del comercio electrónico, debe cumplir. Todas estas obligaciones deben materializarse en forma de textos legales y, por supuesto, en procesos. El texto legal más importante en cuanto a su accesibilidad de cualquier comercio electrónico es el Aviso Legal y la Ley de Cookies. También es importante las Condiciones Generales de la Contratación como requisito previo a la contratación.

Pues bien, en estos textos –los más elementales de cualquier comercio online- debe quedar bien claro lo siguientes puntos.

Informar sobre quién es el prestador de servicios: el Aviso legal

Resulta obvio, aunque a veces nos supone un quebradero de cabeza. Cuando hablamos de personas jurídicas constituídas como empresas la sencillez es absoluta. En el aviso legal y en las CGC figurará (1) la denominación social y comercial, (2) la sede social y otros datos de contacto, (3) el CIF, (4) los datos de inscripción en el registro mercantil y, en función de la actividad, (5) datos extraordinarios como la autorización administrativa para poder realizar esa actividad o los datos de colegiación.

alquiler salas de reuniones

Fuente:Pixabay | CC0 Creative Commons | El alquiler de salas de reuniones por horas puede ser una solución para evitar tener que poner tu domicilio en tu aviso legal y CGC

El problema le surge a muchos cuando hablamos de trabajadores autónomos. Y cuando digo a muchos, es a muchos. ¿Debo publicar mi DNI? Pero si trabajo desde casa… ¿debo publicar la dirección de mi casa? Pues la respuesta a todas estas preguntas es afirmativa. Lo siento, la vida es dura. Pero te daré algunas técnicas para evitarlo:

  • Encuentra alguna empresa o local que te alquile su salón de reuniones. Yo que sé, por 10 € la hora. E incluso que atiendan el correo que llegue por 40-50 € al mes. Entonces podrás poner esa dirección.
  • Pon tus datos no por escrito, sino en formato JPG. De este modo los motores de búsqueda no encontrarán tu nombre y lo relacionarán con tu dirección.

Remitir las Condiciones Generales de la Contratación

Aunque vendas unicornios de peluche debes remitir este documento. En él informarás sobre sus derechos, quién eres, la garantía del producto, el plazo de entrega y de devolución, la forma de pago, etc.

palitica de cookies España

Fuente: Pixabay | CC0 Creative Commons |La política de Cookies se regula en el artículo 22.2 de la Ley 34/2002, mediante la cual los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización.

Otra pregunta que me hacen vía mail: no quiero / no se / no me da la gana poner las CGC en la web y que marquen la casilla de aceptación antes del proceso de compra. Bueno, no está todo perdido. La ley de Comercio Electrónico (artículo 27) establece que el prestador de servicios debe poner a disposición del destinatario, antes de iniciar el procedimiento de contratación y mediante técnicas adecuadas al medio de comunicación utilizado, de forma permanente, fácil y gratuita, información clara, comprensible e inequívoca. Pues bien, yo diría que no debes colgar las CGC en la web si:

  • Llevas procedimientos de compra puntuales o no de forma masiva.
  • Si no has establecido un sistema automático de compra, mediante pay pal o transferencia bancaria.

Yo mismo, sin ir mas lejos, ofrezco un servicio de abogado para consultas online en el que el pago del precio se hace mediante transferencia bancaria, y en el mismo mail en el que remito la información bancaria, incluyo condiciones generales de la contratación y particulares.

Garantías y devoluciones en la Ley de Comercio Electrónico

Lo que debe quedar bien claro –sí o sí, en las CGC y si quieres en el aviso legal, aunque no lo veo práctico para todo el mundo- son el periodo de garantía de los productos y de devolución sin explicaciones. Recuerda que para devoluciones o derecho de desistimiento, debes establecer un periodo mínimo de 14 días sin explicaciones. Salvo que sean articulos hechos a medida para ti, o esté precintados por motivos de higiene una vez desprecintados, etc. En estos casos, si deberás dar explicaciones.

En el caso de la garantía de los productos, nos remitimos al Texto Refundido de la Ley para la Defensa de los Consumidores y Usuarios. Esta ley establece un periodo de garantía general de 2 años.

 

¿Tienes alguna duda sobre este tema? ¿Necesitas legalizar tu tienda online?

Legaliza tu eCommerce

 


Lectura recomendada: Cómo montar tu tienda online sin gastar un duro.

Si te preguntas si es posible en el siglo XXI montar un chiringuito de éxito sin invertir ni un duro, la respuesta es sí. Pero tienes que saber cómo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *